Noticias de empresas y economía digital

Robos

Buenos días, ante todo me presento, mi nombre es Victor y voy a empezar a colaborar en Dedo digital con post semanales.

Como bien indica el título vamos a empezar a hablar de ciber seguridad, un tema para el que nadie toma cartas en el asunto pero que todos podemos ser victimas de cualquier tipo de malware.

Cuando hablamos de malware estamos hablando de aquella aplicación o acto por el cual nuestro equipo informático sea el que sea, ya en el ámbito de trabajo o en el personal es infectado por algo que tiene un fin, ya sea el de coger nuestros datos personales o empresariales, o simplemente secuestrar los mismos para obtener un rescate por ello.

Muchas veces cometemos el error en el que instalamos un antivirus y por ello estamos ya seguros y eso no es así, es una idea genial la de tener un buen antivirus para el análisis de los discos sobre amenazas, además de un firewall que controle todo el trafico entrante, pero lo que más previene es el sentido común.

Cuando hablamos de sentido común nos estamos refiriendo a el no entrar en página sospechosas ni abrir o descargar cualquier archivo con extensiones poco comunes, según INCIBE el 90% de las veces el mayor nivel de seguridad está en mano del usuario común que a través de su formación o de unas pautas mantienen los equipos limpios. Por ejemplo te llega un correo con un archivo adjunto que es de extrañar, es tan sencillo de no abrirlo, ni descargar el mensaje en el ordenador.

Con esto me despido por hoy, y recordar, por muy inteligente que sea un antivirus, es mucho más inteligente preveer una posible intrusión usando el sentido común.

Poco a poco iréis teniendo más consejos, guias y post llenos de información útil.

 

Treinta días después de que una explosión nuclear destruya Manhattan
Boom. No importa el lugar concreto, ni la hora del día: una bomba nuclear de tamaño medio (o varias bombas pequeñas) explotan en el corazón de alguna megaciudad contemporánea. Diez, quince, veinte millones de personas apiladas entorno a una zona altamente radiactiva. Ningún equipo electromagnético funciona, los mensajes son contradictorios, la situación se ha vuelto terriblemente confusa. ¿Y ahora qué?

Esa pregunta llena los informes (y las pesadillas) de las agencias gubernamentales que se dedican a contener los posibles apocalipsis. Sobre todo, porque el impacto en las infraestructuras y en las redes de distribución es fácil de calcular, pero la reacción de las personas es una absoluta incógnita. O lo era: un grupo de investigadores está haciendo todo lo posible para que deje de serlo.

Sigue leyendo

Varias personas están en una entidad bancaria. Tres son los protagonistas de la escena en la que hay dos cajeros automáticos. Una mujer vestida de deporte (la distracción) espera su turno para sacar dinero detrás de un señor trajeado (la víctima) que está sacando dinero. Mientras, en el cajero de al lado, otro hombre (el ladrón) aparentemente está realizando operaciones en la máquina.


Sigue leyendo

En los últimos años ha aflorado en le centro de las grandes ciudades un peculiar negocio publicitario: el de las tarjetas en los parabrisas de los coches. Tras unas horas de aparcamiento, los conductores que vuelven a sentarse en sus vehículos ven como la luna delantera se ha llenado de papelitos que anuncian bares, restaurantes e incluso de algún negocio al margen de la ley.

si-ves-un-billete-en-el-parabrisas Sigue leyendo

Siguenos…



Siguenos:




Partners:
Publicidad
Publicaciones