Noticias de empresas y economía digital

El eurodiputado de Podemos quiere limitar los salarios máximos, para acabar con la desigualdad, y subir el salario mínimo, para estimular la demanda, según ha declarado en un encuentro con Actualidad Económica.

Play

 “La razón de que estemos en crisis es que la gente no compra”, dice Pablo Iglesias. “Usted va a cumplir las leyes y va a ganar el dinero que le corresponde, porque para eso hay un Parlamento que decide en función del interés de la nación y no del de los multimillonarios”. Así de tajante se muestra Pablo Iglesias (Madrid, 1978) en la entrevista que publica Actualidad Económica.

El portavoz y eurodiputado de Podemos quiere imponer un salario máximo para acabar con los “niveles escandalosos de desigualdad” que padece España. A la objeción de que eso promovería una fuga de talento, replica que “eso es lo que hay ahora” y que “decenas de miles de universitarios se ven abocados a marcharse fuera”.

En su opinión, el problema de este país no es que los ricos no cobren lo suficiente, sino que “no hay incentivos para que los mejores se queden”. “Aquí no gana más el más inteligente ni el que más se esfuerza”, añade, “sino el más próximo al poder”.

Iglesias también considera que revisar el salario mínimo es en estos momentos una exigencia moral y una necesidad técnica. “No hay consumo porque la gente cobra poco”, razona. De la crisis no se puede salir con más austeridad, sino con más gasto social. “Estimularía algo fundamental para que la economía mejore: la demanda interna”.

¿Y cómo va a financiarse esa expansión presupuestaria? “Con una reforma tributaria que obligue a los ricos a ser más solidarios”, sostiene Iglesias. “Las grandes fortunas pagan muy poco”, porque no se persigue el fraude fiscal con determinación. “En España, por cada 2.000 trabajadores hay un inspector de Hacienda”, dice. “En Francia hay uno por cada 900 y en Alemania uno por cada 700. Hacen falta más inspectores. Hay quien objeta: es muy difícil, pero los propios técnicos de Hacienda dicen que es sencillísimo, porque el 70% del fraude está concentrado en 3.000 fortunas y grandes empresas. Solo con recuperar ese dinero, el Estado podría ayudar a la gente y darle recursos para impulsar la demanda interna”.

El problema de este planteamiento es que los números no cuadran. Según los propios cálculos de Podemos, solo la renta básica costará 145.000 millones de euros adicionales. “Eso son 14,5 puntos de PIB”, le preguntan los redactores de la revista. “¿Qué haréis cuando el déficit se desboque?”

La respuesta de Iglesias es que su reforma tributaria aumentará automáticamente “la capacidad de gasto”, aunque no ofrece datos concretos. Los que sí lo han hecho son los técnicos de Hacienda, pero sus estimaciones hablan de recuperar no más de 39.000 millones. ¿De dónde van a salir los más de 100.000 millones que faltan hasta 145.000?

Iglesias no lo dice, aunque sugiere que parte del desfase podría enjugarse mediante una quita. “Vamos a ordenar una auditoría ciudadana”, explica. “Creemos que deben reembolsarse únicamente las obligaciones contraídas legítimamente”, algo que deberá decidir “el pueblo español”. “Cada vez que hacemos propuestas, se invoca el apocalipsis”, se queja Iglesias. “Pero son cosas muy razonables, no es un programa maximalista”.

“¿Y es viable?”, le pregunta Actualidad Económica. “Es viable”, responde. “Nuestros equipo de economistas insiste en que lo que se ha hecho hasta ahora no funciona”.

La revista también incluye una serie de artículos en los que Daniel Lacalle, Pedro Fraile, Pilar Marcos, Alfonso Carbajo y Miguel Ángel Belloso desmenuzan el programa de Podemos desde distintas perspectivas: económica, política, social…

Consulte la entrevista íntegra en quiosco.actualidadeconomica.orbyt.es

Siguenos…



Siguenos:




Partners:
Publicidad
Publicaciones