Noticias de empresas y economía digital

En KMPH somos conscientes de la principal consecuencia del verano: el calor. Así, hace unas semanas escribíamos un artículo en el que se describía cómo afecta el calor a nuestro coche mientras que ahora optamos por aplicar un enfoque distinto: cómo bajar la tempratura de nuestro coche sin encender el aire acondicionado.

Ése es el que, se diría, nuestro briconsejo del día inspirados en un vídeo que nos llega desde Japón y en el que emplean un truco tan viejo como efectivo. El método es muy sencillo: con todas las puertas del vehículo cerradas, se baja la ventanilla del copiloto y a continuación, se abre y se cierra la puerta del conductor de forma rápida y consecutiva cinco veces.

Todo tiene su explicación científica y en este caso no es otra que se consigue empujar el aire caliente del vehículo hacia fuera de una manera muy rápida. En el vídeo se demuestra esto con datos y es que colocan un termómetro en el vehículo antes de abrir las puertas estando la temperatura en algo más de 41º y tras realizar este pequeño truco, la temperatura baja a 30º. De un plomazo, la temperatura ha caído más de 10º sin necesidad de recurrir al aire acondicionado y sin grandes esperas. Aquí tenéis el vídeo en cuestión:

Siguenos…



Siguenos:




Partners:
Publicidad
Publicaciones