Noticias de empresas y economía digital

Si en enero supimos que las autoridades norteamericanas peinan las redes sociales en busca de posibles amenazas terroristas, gracias a dos turistas británicos que habían sido detenidos a su llegada a Estados Unidos por haber bromeado con “destruir América” en su cuenta de Twitter, ahora vamos a profundizar en las técnicas de investigación que llevan a cabo esos mimos poderes. En concreto, en las palabras que si son utilizadas en Internet por cualquiera, pueden comenzar una investigación antiterrorista. Son 400 términos en inglés que van desde lo más inocente, como ‘response’ (respuesta), hasta lo más peligroso, como ‘Dirty Bomb’ (bomba sucia, un explosivo convencional enriquecido con materiales radioactivos). Ya sea en Facebook, en Twitter o introducido en la caja de un buscador, todos estos términos disparan las alarmas del Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos. ¿Cómo sabemos que esto ocurre? Pues gracias al colectivo Electronic Privacy Information Center (Epic) – una organización que se dedica a velar por la privacidad y la libertad en la Red- que en 2011 realizó una petición para conocer si los sistemas de seguridad del Gobierno de los Estados Unidos en Internet vulneraban alguno de los derechos de sus ciudadanos. La demanda tuvo éxito y la organización recibió un documento de 39 páginas en el que se enumeran los famosos 400 términos de los que hablamos hoy. El documento, titulado ‘Analyst Desktop Binder’, se puede consultar en formato PDF desde esta dirección. La famosa lista está a partir de la página 20.

Siguenos…



Siguenos:




Partners:
Publicidad
Publicaciones