Noticias de empresas y economía digital

Funcionario delator o ‘chivato‘ de toda la vida. El Gobierno ha aprobado esta figura entre el funcionariado para vigilar de modo eficaz que los empleados públicos cumplan sus obligaciones laborales, especialmente, en lo que respecta a sus jornadas.

En varios ministerios ya se ha difundido una circular que informa de las características y misión de este ‘funcionario delator’, que deberá controlar el cumplimiento de los nuevos horarios de trabajo pactados por los trabajadores públicos e informar cuando se produzcan ‘trampas’ o faltas, según recoge el diario El Confidencial Digital.

La medida no solo se aplicará en el entorno ministerial, sino que será de aplicación en todo el ámbito de las Administraciones Públicas del país.

El documento estipula la designación de una o dos personas que hagan la función de ‘vigilantes‘ en cada departamento o “unidad“.

Las trampas de los funcionarios

Los sindicatos se han mostrado incómodos por esta novedad administrativa y aseguran que afectará al modo de realizar el trabajo ya, que, explica uno de sus representantes, “va a haber delatores entre nosotros”.

Los representantes de los trabajadores han explicado que la Administración ya está ejerciendo esa función de control utilizando cámaras en accesos de salida que graban para ‘pillar’ las trampas que realizan algunos funcionarios, como fichar con las tarjetas de otras personas o no hacerlo para que no queden registradas sus salidas.

Siguenos…



Siguenos:




Partners:
Publicidad
Publicaciones