Noticias de empresas y economía digital

No es muy común… pero hay veces que pasa. Cuando por alguna razón, cualquier partición de los sistemas operativos actuales son apagados sin ser desmontados, la información que hay pendiente de ser escrita no terminan siendo escrita, produciendo en estos casos, que afortunadamente son los menos comunes, lo que se denomina una partición “sucia”.


Yo siempre recomendaría utilizar las propias herramientas de Windows, hacer una chkdsk /f, y reiniciar, pero esto sencillamente a veces no puede ser, por que el fallo lo da al iniciar windows, no permitiendo el acceso a consola.

¿Soluciones?

Utilizar linux, y tener la “herramienta” ntfs-3g.

Si tienes en tu /etc/fstab, configurado para ser montado:

/dev/sda1               /media/windows          ntfs-3g noauto,users,defaults 0 0

Bastará poner:

mount /media/windows

Si no es así, asegurarse de crear un directorio en /media o /mnt que se llame windows, o como quieras y poner:

mount -t ntfs-3g /dev/sda1 /media/windows/

Claro que también puedes poner:

 mount -t auto /dev/sda1 /media/windows/

Linux al montarlo te puede decir que la partición está “sucia” y que intente “inciar windows y chequear su sistemas de ficheros”, pero como sabemos que esto no es posible le decimos “si”, y se montará. ¿por qué?

La razón está en estos paquetes:

[root@dhcppc0 ~]# rpm -qa |grep ntfs

ntfs-3g-1.2712-1.fc8
ntfsprogs-1.13.1-8.fc8

[root@dhcppc0 ~]#

Si la cosa se pone dura puedes utilizar:

ntfsfix /dev/hdc1
ntfs-3g /dev/hdc1 /mnt/ntfs -o force

Herramienta “ntfsfix” que está en el paquete “ntfsprogs”

Puedes comprobar su existencia, desde una distro basada en .rpms, como Fedora, CentOS, etc…

rpm -qf /usr/bin/ntfsfix
Siguenos…



Siguenos:




Partners:
Publicidad
Publicaciones