Noticias de empresas y economía digital

Publico

A comienzos de esta década muchos bancos tuvieron que ser rescatados con dinero público en Europa y en Estados Unidos. Pero la manera de hacerlo difirió mucho entre unos y otros países. Si comparamos por ejemplo con lo que se ha hecho en España, donde se rescató a casi todo el sector de las cajas de ahorro y para ello se tuvo que pedir dinero a Europa, nada menos que 45.000 millones, la foto resultante es reveladora.

Sigue leyendo

Treinta días después de que una explosión nuclear destruya Manhattan
Boom. No importa el lugar concreto, ni la hora del día: una bomba nuclear de tamaño medio (o varias bombas pequeñas) explotan en el corazón de alguna megaciudad contemporánea. Diez, quince, veinte millones de personas apiladas entorno a una zona altamente radiactiva. Ningún equipo electromagnético funciona, los mensajes son contradictorios, la situación se ha vuelto terriblemente confusa. ¿Y ahora qué?

Esa pregunta llena los informes (y las pesadillas) de las agencias gubernamentales que se dedican a contener los posibles apocalipsis. Sobre todo, porque el impacto en las infraestructuras y en las redes de distribución es fácil de calcular, pero la reacción de las personas es una absoluta incógnita. O lo era: un grupo de investigadores está haciendo todo lo posible para que deje de serlo.

Sigue leyendo

spain-despoblacion

Los demógrafos dibujan en el mapa una España sin futuro, un extenso territorio del interior repartido en 22 provincias como si fuera una gran mancha oscura donde el 30% de los habitantes supera los 65 años.

Es una España terminal: cuando el demógrafo Francisco Zamora calculó en 2005 cuáles debían ser las condiciones para que España tuviera en 2050 la misma estructura de población que en 2001, la mejor de las soluciones era que cada mujer alumbrara 7,5 hijos. “No hay nada que hacer”, dice ahora, casi 10 años después de aquel estudio, “salvo que haya migraciones selectivas”.

Sigue leyendo

El filósofo ateniense Sócrates detestaba los libros. Estaba convencido de que los libros destruirían el mundo, condenando a la humanidad a las tinieblas de la ignorancia. Sócrates solo confiaba en la oralidad, en la transmisión de los conocimientos de sabio a sabio, porque permitiendo que cualquiera escribiera un libro y que cualquiera pudiera leerlo, no podíamos estar seguros de nada. Además, cada vez habría más libros, y sería imposible abarcarlos todos o, al menos, separar el grano de la paja. Lo correcto se mezclaría con lo incorrecto, lo veraz con lo falso, lo sublime con lo indigno.
Sigue leyendo

Estas son las reglas: Me he quedado a cero un par de veces, vuelvo a tentarlo otro par de veces, y así una y otra vez. Habiendo empezado tantas de veces como fracasé.

He tenido que cambiar de profesión varias veces. A veces porque mis intereses cambiaron. A veces, debido a que todos los puentes se habían quemado más allá del reconocimiento, a veces porque necesitaba dinero desesperadamente. Y a veces simplemente porque los odiaba, o a veces era a mi a quien odiaban.

Lo he visto, funciona para tal vez un par de cientos de personas. A través de entrevistas, a través de personas que me escriben cartas, en el transcurso de los últimos 20 años. Puedes probarlo o no.

Sigue leyendo

Un vídeo está causando gran revuelo en Dinamarca. Esta nueva campaña publicitaria intenta aumentar la tasa de natalidad en el país nórdico regalando un viaje a las parejas que aumenten su descendencia.

Con un viaje a París, la ciudad del amor. Así es cómo en Dinamarca pretenden aumentar la tasa de natalidad de un país cuya población envejece a gran velocidad.

Basándose en el dato de que los daneses tienen más relaciones sexuales durante sus vacaciones, la empresa de viajes pretende vender sus viajes a París como una misión, o un deber de buenos ciudadanos.

Unos estudiantes malagueños triunfan en Internet con su página sobre el derroche nacional

Teníamos que realizar una campaña en redes e Internet, así que estuvimos pensando qué es lo que necesita la gente hoy en día

Una biblioteca sin libros en Vila-Real (Castellón) por cuatro millones de euros. Un aeropuerto en Huesca que visitan siete pasajeros al día por 45 millones de euros. Un aulario de la Universidad de Málaga sin alumnos y con grietas por más de 800.000 euros.

Son algunos de los ejemplos que muchos ciudadanos han denunciado a través de la web Despilfarro Público, un proyecto que comenzó en noviembre de 2013 como un trabajo universitario y cuyo éxito ha sorprendido a los cuatro jóvenes malagueños estudiantes de Publicidad y Relaciones Públicas que lo pusieron en marcha.

Sigue leyendo

Siguenos…



Siguenos:




Partners:
Publicidad
Publicaciones