Noticias de empresas y economía digital
Regresa la fiebre por invertir en «ladrillo» a la Bolsa española

El «ladrillo» vuelve con fuerza a la Bolsa. Hace pocas semanas hablábamos de la apuesta de los inversores por Colonial y por Realia. Y, ahora, en los apenas tres meses que llevamos de 2014 vemos que ha habido dos salidas a Bolsa de compañías inmobiliarias. Una, protagonizada por una socimi (sociedad anónima cotizada de inversión inmobiliaria), Lar; la otra, por Hispania, una sociedad inmobiliaria construida por Azora, que, con el tiempo, quiere convertirse en socimi pero que, de momento, prefiere no someterse a sus servidumbres para tener mayor flexibilidad en cuanto a los activos en los que invertir. A estas dos nuevas empresas se sumará dentro de poco una tercera, Merlin Properties, una socimi creada por Magic Real Estate que pretende convertirse en la empresa de estas características de mayor capitalización bursátil.

Estas empresas han despertado mucho más interés por parte de los inversores extranjeros que de los españoles. En las tablas junto a estas líneas comprobamos el peso cuantitativo y cualitativo de los inversores internacionales: en Lar está presente Pimco, además de otros institucionales, como Franklin Templeton, UBS o Henderson. Aunque también hay apuestas de firmas españolas, como la del Santander o la de Bestinver. En Hispania han invertido Paulson o Soros, además de UBS o Fidelity. El interés de los institucionales nacionales parece menor pero, como comenta Nuria Álvarez, de Renta 4, como el de los inversores particulares es creciente, será cuestión de tiempo que vuelvan a entrar en su radar. A José Ramón Iturriaga, de Abante, le ha sorprendido la casi fascinación que han suscitado estas nuevas sociedades. Y dice que es un buen fenómeno, porque todo el dinero que han captado es dinero que va a entrar en el sector inmobiliario y ayudará a su recuperación.

Continúa en el Hoy.es

Siguenos…



Siguenos:




Partners:
Publicidad
Publicaciones