Noticias de empresas y economía digital

A menos de 20 días de las elecciones generales, el clima político en Alemania está caldeado. Uno de los temas estrella de la campaña es la situación económica y social de Europa, en concreto la de los sufridos países del sur en general, y en particular, la de Grecia, España e Italia. La corrupción y la crisis son el telón de fondo, con el caso Bárcenas acaparando toda la atención exterior sobre lo que pasa en nuestro país.

  La supremacía germana a la hora de marcar la política económica de la eurozona, sobre todo en lo relativo a aplicar duros programas de recortes y rescates, ha levantado ampollas desde hace tiempo en la periferia del continente, donde ha crecido el sentimiento hostil a Alemania.

La última respuesta desde la prensa germana a esta situación, en pleno fragor electoral, ha sido muy dura. El diario alemán Die Welt ha publicado un editorial en que apunta como causa del problema a la falta de decencia de una clase política propia de una dictadura del Tercer Mundo y a la propia falta de cultura política de la población de los países del sur de Europa.

El artículo de opinión, titulado “Una cuestión de decencia” y firmado por el periodista Ulrich Clauss, se lamenta la proliferación de imágenes de Angela Merkel con bigotes hitlerianos y de mensajes “groseros” y “anti-alemanes en países como España, Italia, Grecia y Chipre.

Asimismo, asegura que las élites políticas agitan ese clima que se ve alentado por la alianza entre medios de comunicación y público. En lugar de buscar las verdaderas causas de la crisis se contentan con una corriente de “anticolonialismo”, añade.

No es la única andanada de la prensa germana contra las paradojas que se viven en España. El diario alemán Bild califica de “perverso” el fichaje del galés Gareth Bale por parte del Real Madrid por una cantidad que se estima en 100 millones de euros.

“Cuando uno sabe que en España el paro juvenil está en el 50% y al mismo tiempo el Real Madrid paga por Bale, de 24 años, 100 millones de euros eso no pude ser calificado de otro modo que de absurdo, perverso y sin medida“, dice el comentario, firmado por el director de deportes, Alfred Draxler.

Por ser lo más equilibrado posible, no se puede obviar que el brazo derecho de Merkel, el ministro de finanzas, ha puesto a España, en plena campaña electoral, como ejemplo de que las políticas de austeridad dan resultado para salir de la crisis.

Siguenos…



Siguenos:




Partners:
Publicidad
Publicaciones