Noticias de empresas y economía digital

Internet se ha convertido en un medio más para la creación de empresas, y la aparente facilidad a la hora de crear una “página con pasarela de pago” ha propiciado que muchos emprendedores se decanten por este medio a la hora de crear sus empresas en internet. Sin embargo hay que tener en cuenta que una tienda online no vende por si sola si no que se rige por los mismos parámetros que cualquier otra empresa aunque su medio natural sea Internet.

Con estos pequeños consejos espero poder aportarle al emprendedor mi granito de arena para que su iniciativa sea mucho más provechosa y alcance el éxito que se persigue.

1. Nicho y más nicho.

En un mercado tan competitivo como el nuestro ya no vale montar tiendas online genéricas que no se diferencien. Busca tu nicho, ya sea por productos muy específicos de poca competencia o cubriendo necesidades que no estén bien cubiertas en el mercado. En este punto hacer un exhaustivo plan de negocio analizando producto, competencia y mercado puede ser vital para decidir si iniciar o no la empresa.

2. Proveedores de producto.

Uno de los puntos más críticos en tu empresa y que van a definir la cantidad inicial a invertir y la estructura que vas a tener que asumir, es la forma en la que vas a trabajar con tus proveedores. Las reglas son muy simples, a mayor poder de compra mejores márgenes y mejor servicio. Si vas a poder comprar poco producto tu coste será mayor y por tanto tu margen más pequeño. Pero si compras mucho corres el riesgo de que tu mercado no pueda absorberlo y te quedes con exceso de stock y por tanto dinero parado. Además deberás contemplar la forma en la que lo vas a distribuir. ¿Vas a montar almacén? ¿Necesitarás personal para gestionarlo? Otra forma de trabajar con proveedores es con el sistema “dropshipping” mediante el cual el proveedor envía directamente desde su almacén con tu propio albarán. Lo malo de este sistema está en el control de stocks, deberás plantear la forma de que tu tienda conecte en tiempo real con los stocks de tus proveedores.

Antes de iniciar el negocio selecciona proveedores, analiza diferentes escenarios de venta y valora todas las opciones posibles de adquisición de producto. Asegúrate bien porque sin producto no tendrás tienda.

3. Agencia de transporte.

Tanto si usas tu propio almacén comprando la mercancía como si optas por el dropshipping, te recomiendo que trabajes con tu propia agencia de transportes. La elección más adecuada dependerá del tipo de distribución que tengas que hacer, del tipo de producto que vendas y del servicio que la propia agencia te ofrezca. Hoy en día hay muchas opciones y todas son muy diferentes. Analiza todos los puntos, los precios, los volúmenes, los seguros de la mercancía, los plazos de entrega, la conexión con tu tienda para la trazabilidad, las diferentes fórmulas para la gestión de devoluciones (que las tendrás) y de cambios de pedidos (que también los tendrás).

4. Bancos

Sin cobros no hay tienda y hoy en día tienes que ofrecer las máximas fórmulas de cobro para no perder ventas. Para ello es importante que negocies con tu banco un TPV virtual, pero te aseguro que te pondrán pegas de lo más ridículas, pero así es el mercado bancario. Por ello te aconsejo que le presentes al banco un plan de negocio detallado, véndeles la idea, que crean en ella, al fin y al cabo van a ser un proveedor más y los necesitas.

No plantees solo “necesito un TPV” porque probablemente necesites muchas más cosas como préstamo para equipos o desarrollos tecnológico, pólizas de crédito para adquirir mercancía y cubrir picos puntuales de tesorería, buenas condiciones en transferencias para pagar a tus proveedores y empleados con pocos costes financieros, y sobre todo que te atiendan como una empresa y te tomen en serio.

5. Gestión financiera.

Este punto es uno de los más críticos, la gestión de cobros, pagos y la “salud” financiera de tu empresa. No confundamos rentabilidad con tesorería. Puedes tener mucha rentabilidad pero que se te acumulen muchos pagos el mismo día que no tienes ingresos y entonces tener un gran problema. Si no eres un experto financiero te recomiendo que cuentes con uno en tu equipo de trabajo, ya sea como empleado o como socio, pero que te asegure que siempre estarás en positivo o por lo menos que te ayude a prever cuando no lo estarás para gestionar esa cuestión con tu proveedor financiero, tu amigo el banco…

6. Atención al cliente

Delante y detrás de una tienda online hay personas, tanto las que venden (tu, tu equipo y tus proveedores) como los que compran (tus clientes). Sobre todo estos últimos necesitan sentir que detrás de la tienda hay una empresa y unas personas que le van a solucionar sus problemas, que serán muchos. Si piensas que puedes crear una tienda mientras trabajas en otro sitio de 9 a 2 y de 4 a 7 no podrás atender a tus clientes de la forma que ellos esperan y los perderás. Establece todos los medios posibles para estar en contacto con ellos (teléfono, correo, chat, etc.) y actúa como si tuvieras una tienda física. No te cortes en llamar a tu cliente por teléfono, comprueba sus datos, escucha su voz, conoce a quien te compra y conocerás mejor lo que esperan de tu tienda para que la mejores. Además antes de comprar te preguntarán muchas dudas sobre el producto, el servicio, la empresa, las garantías. Si no les facilitas resolver esas dudas perderás ventas. Si tu no puedes atender todo esto, necesitarás contar con alguien en tu equipo que lo haga, ya sabes, empleado o socio.

7. Ser especialista.

No montes una tienda de skate si no tienes ni idea sobre ese deporte por mucho nicho que hubieras detectado. Tu cliente no puede saber más que tu sobre lo que te está comprando porque no sabrás ofrecerle lo que busca ni entenderás sus dudas. Si has encontrado un nicho pero no eres especialista en él ya sabes lo que tienes que hacer, contar en tu equipo con alguien que lo sea, empleado o socio.

8. El equipo gestor.

Con todo lo anterior (y mucho más que se ha quedado en el tintero) podrás ir dándote cuenta de que tu solo no podrás llevar a cabo tu negocio, por lo tanto busca socios y reparte bien las funciones de cada uno o crea un equipo de empleados contemplando sus costes en el plan de negocio. Todavía no conozco a nadie que sea bueno en todo y además tenga tiempo para llevar a cabo todas las funciones, y eso que en mi trayectoria me he encontrado con mucha gente que me ha prometido que ellos podían con todo y se han quedado en el camino.

9. Fuentes de inversión.

Todavía no hemos empezado a hablar de los costes de la plataforma ni de la inversión en marketing y ya estará sumando una buena cantidad de dinero que vas a necesitar. Los costes más grandes van a ser los de personal y de adquisición de mercancía, curiosamente igual que una tienda física, pero luego le sumarás la creación de la plataforma y la necesidad de inversión en marketing para darte a conocer.

Con todos estos costes comparados con la capacidad estimada de venta y el margen de beneficio podrás analizar si tu negocio podrá ser rentable o no. Pero la clave será ¿cómo voy a conseguir la inversión que necesito? Te recomiendo que lo repartas con el siguiente criterio. Una parte inversión tuya, vende algo, saca tus ahorros, pide un préstamo personal, en definitiva arriésgate. Luego involucra a tu familia y amigos, si ellos creen en ti será más fácil que un banco o un inversor externo lo hagan. Con todo lo conseguido redáctalo en la parte del plan de negocio que hable sobre ese punto y preséntalo a posibles inversores o busca financiación bancaria.

No se te ocurra acudir a ellos sin demostrarles que tu, tu familia y tus amigos estáis dispuestos a arriesgar por tu idea porque si no te dirán -si tú y tu entorno no creéis en tu idea ¿porqué debería hacerlo yo?

10. Equipo de desarrollo tecnológico, diseño y marketing.

He dejado esta parte para el final porque sin todo lo demás bien resuelto no deberías plantearte buscar una agencia de desarrollo seria. Ya sé que es una de las primeras cosas en las que has pensado, pero si todo lo anterior no lo tienes claro no podrás transmitirle la información correcta a tu proveedor tecnológico y de marketing y el trabajo no se podrá hacer con la calidad necesaria.

Además, con todo lo que hemos hablado selecciona un proveedor que comprenda tu proyecto, que se enamore de él como tú y tu equipo y que luche por tu idea. También es importante saber que este tipo de proveedores tienen unos costes por el desarrollo que necesitan estos proyectos y por el seguimiento de marketing que hay que darles, por tanto contémplalo como necesidad de inversión en tu plan de negocio amortizable a medio plazo.

Con todo esto deseo haber ayudado a encontrar el camino correcto para conseguir muchos éxitos a tantos emprendedores que ven en internet su futuro.

Para ese caso, te aconsejamos: www.extrehost.com

Siguenos…



Siguenos:




Partners:
Publicidad
Publicaciones