Noticias de empresas y economía digital

El Ministerio de Sanidad de China lanzó una “cruzada” contra la falta de limpieza y los malos olores en los aseos públicos, fijando un número máximo de moscas por instalación y aumentando la cifra de cabinas en los baños femeninos.

En una disposición emitida la víspera, la entidad regula el funcionamiento de los aseos públicos en el país. De acuerdo a este documento, en los baños para mujeres se debe instalar el doble de cabinas que en los masculinos.

El escrito declara también la guerra a los malos olores, estableciendo que en las instalaciones sanitarias independientes se permite solo un “olor mínimo”, mientras que no debe haber ninguno en los aseos situados dentro de los comercios, oficinas e instituciones.

Por otro lado, se fija un número de moscas en los baños, que no puede ser superior a tres por metro cuadrado en los aseos independientes y a una en los baños de distintos centros públicos.

El año pasado las autoridades de Pekín aprobaron una norma similar estableciendo un máximo de dos insectos por metro cuadrado. La inusual iniciativa capitalina acaparó los titulares en la prensa china durante varios días, pero no logró mejorar la limpieza de los aseos públicos.

Las viviendas de la clase baja china carecen de alcantarillado, por lo que se mantiene la tradición de usar aseos públicos que proliferan en las ciudades del país asiático. Muchas de estas instalaciones presentan unas condiciones de higiene más que precarias, pero también existen otras que cuentan incluso con varias estrellas a modo de un hotel.

Siguenos…



Siguenos:




Partners:
Publicidad
Publicaciones