Noticias de empresas y economía digital

Otra enfermedad grave puede traer el abuso de redes sociales en los adolescentes: la depresión.

Además de trastornos cerebrales, adicción y problemas sociales como el acoso escolar y el cyberacoso, las redes sociales traen otro problema adicional para la salud del adolescente: la depresión.

Según un estudio llevado a cabo en los Estados Unidos,  los menores con problemas de autoestima o enfermedades mentales como la depresión pueden empeorar sus síntomas si a ello se le suma la permanente visita a páginas como Facebook, Twitter o Instagram.
Las páginas pueden hacer que los chicos se sientan incluso peor si éstos creen que no están a la altura de sus amigos debido al número de visitas, mensajes actualizados y fotos de personas felices que la están pasando muy bien” dijo Gwenn O’Keeffe, pediatra de la zona de Boston y especialista vinculada al estudio.

Los especialistas perciben que las redes sociales pueden hacerle mucho daño al adolescente:   “Facebook provee una visión distorsionada de lo que en verdad está ocurriendo, no hay manera de ver las expresiones faciales ni leer el lenguaje corporal que provee contexto. Por eso, las redes sociales podrían causar más dolor que situaciones cotidianas de la vida del adolescente como  sentarse solo en una cafetería llena de personas en una escuela”.

Sentimientos como la envidia, la frustración o los celos se pueden potenciar en los adolescentes que abusan de las redes sociales. Es por eso que los padres deben poner pautas para evitar este tipo de inconvenientes.

Siguenos…



Siguenos:




Partners:
Publicidad
Publicaciones